Inditex obligó al cierre de una fabrica en Bagladés

lunes, 30 de junio de 2008

Inditex acordó con un grupo textil de Bangladés que cierre una de sus fábricas denunciada por abusar tanto de manera verbal como físicamente de sus trabajadores, a los que, al parecer, golpeaban y les bajaban sus salarios si cometían errores en el proceso de la fabricación. Según trascendió en la prensa, Inditex explicó que, tras una denuncia llegada a la BBC, un miembro de la compañía, viajó hasta la India para comprobar si la fábrica en cuestión trabajaba para el grupo gallego. El representante del grupo comprobó que no, pero que sí lo hacían otras factorías que pertenecían a la misma empresa india. Tampoco pudo constatar si en algún momento se había desviado producción para esa planta, que no cumplía las condiciones que exige el Código de Responsabilidad Social Corporativa de la multinacional con sede en Arteixo.

De todas maneras, la dirección de la compañía le exigió a su proveedor que cierre la y la vuelva a abrir en tres meses pero cumpliendo todas las condiciones de seguridad y todas las cuestiones laborales relativas a representación sindical, y negociación colectiva.

La exigencia fue aceptada por el grupo de Bangladés. El grupo Inditex audita periódicamente todos los talleres con los que trabaja, y les exige unas condiciones determinadas de respeto a los derechos humanos y laborales

Foto: Inditex